Salvación express

Aunque ya nada debería sorprenderme en este Puerto Rico que vivimos, todos los días soy sorprendido por los acontecimientos noticiosos que nos llegan casi al momento de ocurrir, gracias al periodismo ciudadano, del que me honro en ser parte.

Hoy, un diario pone ante nuestra consideración -por segunda ocasión- la salvación express, es decir, una especie de oferta servicarro en el que los apóstoles y apóstolas de nuevo cuño y cuestionable honradez se tiran a la calle a pescar almas descarriadas. En términos más sencillos, son emisarios de ciertas denominaciones religiosas que salen a la calle a pescar almas, convertirlas a su fe y, de paso, muy convenientemente, cobrarles el diezmo, por aquello de mantener el estilo de vida high joyetin de buscones y busconas como Ottoniel Font o Wanda Rolón, por citar solamente dos patéticos ejemplos.

La Rolón, quien se ha convertido en una versión maripilesca de lo que debería ser una verdadera mujer de Dios, tiene una especie de guagua desde la que vende la salvación, cual cuchifrito o fritanga de nuestra gastronomía puertorriqueña. Con esto, la susodicha ha redondeado su lucrativo negocio, de suerte que sus exquisitos gustos -mundanos por demás- sean satisfechos. ¡Que no falten los Rolex y otras menudencias que tan feliz la hacen! Alábalo que vive.

Ahora, como somos así de pintorescos y como no hay tapones que hagan cada día más difícil pulular por nuestras deterioradas vías de rodaje, contamos con el Ministerio de Jóvenes de la Iglesia Adventista de Puerto Rico, quienes se lanzan literalmente a la calle para ofrecerles a los conductores un minuto de reflexión a través de lo que han denominado Prayer on the road o el servicarro de la oración. ¡Albricias! ۣ¡En tus llagas escóndenos!

Esto no es todo. Fueron los católicos los que botaron la bola y escondieron el bate. Han creado lo que se conoce como el iPhone Confession: A Roman Catholic, una herramienta cibernética que más que sustituir el sacramento le ofrece al usuario la oportunidad de hacer un examen de conciencia  para evaluar su comportamiento cotidiano. ¡Cojones que se han arrastrado! ¡Qué chic!

Prosigo… porque hay más y esto se pone juicy. Agrega el parte de prensa: “De hecho, los usuarios no deben sorprenderse si observan que la lista de sus pecados es larga y tendida, pues la verdad es que en la aplicación se considera una falta hasta el hecho de que efectúes tus pagos de forma tardía o que te vistas de forma poco recatada”.

Ya lo dijo quien lo dijo: la religión es el opio de los pueblos. Es la forma más canalla de manipulación, amparada en Dios. Bajo la premisa de los católicos, es pecado si tienes algún inconveniente o emergencia y envías tarde algún pago pendiente del agua, la luz, el celular o la hipoteca… Yeah right! Se jodió Puerto Rico porque la morosidad en nuestra Isla es de apaga y vámonos. Claro, si eres Font o Rolón es otro el cantar…

Lo que no ha quedado claro es cuánto cuesta “bajar” la aplicación de marras. Y si algo cuesta, ¿el importe irá a la cuenta bancaria de nuestros acaudalados amigos de El Vaticano? Posiblemente les sirva para pagar las costas legales que tiene la Iglesia por casos de abuso sexual cometidos por sus apóstoles-sacerdotes.

Por lo pronto, salgo a la calle. En el primer servicarro que encuentre pediré mi salvación express. La quiero sin cebolla, doble carne y con mucho ketchup y mayonesa.


3 thoughts on “Salvación express

  1. Julio Victor, lo cierto es que tu humor no tiene precio !!! estas hecho para el arroz y habichuelas, al pan pan y al vino vino …. y me da miedo que puedas toparte con uno de esos servi carros de la salvacion, yo ellos te dejaria el canto libre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s