Chupacabras

Sin vara y sin fuete… Así castiga la vida… Eso dicen y hoy se me antoja más que correcto.

Traigo esto a colación recordando aquel día en que Chemo Soto, el chupacabrístico alcalde de Canóvanas, dijo en El Circo de La Mega que no hubiera soportado tener un hijo maricón… Sus chupacabrísticas declaraciones se produjeron cuándo los mantenedores del programa le pidieron su chemística opinión sobre el libro publicado por Ricky Martin… Entre sus argumentaciones dijo que ese libro propiciaba la mariconería.

En pleno Siglo 21, un “funcionario público“, que se supone represente a TODOS por igual, difunde y propaga mensajes de división, marginación y discrimen. Si bien es cierto que muy poco se puede esperar de un imberbe y disfuncional como este elemento canovanés, no deja de joder que todavía tengamos que bregar con parásitos de la nómina pública que sostengan este discurso. La culpa es nuestra.

Pero… pasa el tiempo, corre el tiempo y vuela el tiempo… Y nos agarra, sin break que valga. Ayer, la Fiscalía Federal en Puerto Rico arrestó al chemístico hijo del Chemo, que lleva por chupacabrístico mote Chemito, por cargos de NARCOTRAFICO. No sólo traficaba marihuana, sino que según el pliego acusatorio se identifica a este engendro de la naturaleza como el cabecilla de esta chupacabrística narcoganga, cuyos tentáculos se extienden a California y Mexico.

Ahora me pregunto yo: ¿que habrá propiciado que el tal Chemito saliera narcotraficante? ¿Qué propicio que fuera un capo: su posible alegada cercanía con el fenecido Coquito vía su llamada y alegada narcosenadora hermana Lorna Soto; se contagió en la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara, en donde laboró, al igual que Coquito trabajó en esa misma comisión en el Senado? ¿De quién se le pegó, de quién lo aprendió? ¿Qué propició que haya salido NARCO?

A esta chupacabrística familia los alcanzó su propia miseria, sus propios prejuicios, su ignorancia. Tienen mucho que explicar, mucho, sobre todo el Alcalde y la Senadora, porque no vengan con el cuento de que nunca notaron cosas chupacabrísticamente extrañas en el comportamiento y finanzas de Chemito el Narco…

Menos mal que los federicos nos libraron de la posibilidad de tener a Chemito el Narco en una banca de la Cámara… Creo que fue bendición que nos regaló el Chupacabras…

Porque al Chupacabras, por muy Chupacabras que sea, no le gustan los narcos, pero vive chilin bailando Livin’ la vida loca.


7 thoughts on “Chupacabras

  1. Excelentisimo…Yo que vivo en CHEMOLANDIA…..estoy totalmente de acuerdo con tus expresiones…desde que vi el vagon en la Carretera num. 3 en Canovanas, nominando a CHEMITO a esa Silla…me dieron hasta escalofrios….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s