Familia

Lo que escuché esta mañana me hizo salir del marasmo en que estaba sumido y que me había hecho no sacar unos minutos y escribir una nota, ejercicio que aunque en lo que a mí respecta provoca una especie de catarsis liberadora, no le soy tan fiel como debería.

Pues bien, escuchaba un noticiero radial matutino en el que informaron de un intento de robo en una empresa que, si mal no recuerdo, se llama R&B Trucking. ¿Intento de robo? Bah, eso es el pan nuestro de cada día… No, no se desesperen que hay una particularidad en este hecho que es harto interesante.

Resulta que este caballero fue al lugar con la intención de robarse unos aros. Tal parece que la gestión no le resultó y fue agarrado con las manos en la masa. Lo interesante del asunto es que al susodicho lo estaban esperando, en su auto estacionado frente al negocio, nada más que su esposa y su hijo. Como lees: su esposa y su hijo.

Así estamos, así están las cosas. La criminalidad, en un país sin oportunidades, se ha convertido en una actividad familiar. Trato de imaginarme a estos individuos planificando el robo, posiblemente tal y como se planifica ir al supermercado, lavar los carros o cortar la grama. “Nena, vamos a robarnos algo para tener un extra petty cash pa’l fin de semana”, debió decirle el bambalán… “Sí papi, que estoy atrás me hacen falta pa’l de cositas rush… Neneeeeee, no jodas más y vístete vamos a salir con tu pai a robarnos alguito. Avanza que te voy a poder comprar el cabrón Play Station 3 pa’que no me jodas más con la mierda esa”, quizá respondió ella.

¿No les parece un mental picture espectacular?

Mi fecunda imaginación me permite visualizar como exitoso el atraco. Veo a la familia llena de alborozo tras un exitoso tumbe. Veo al bambalán comprando el crippy, perico y cerveza para el fin de semana y al nene con su nuevo juego electrónico echando pipa y culo mientras juega sedentario.

A la bambalana la visualizo corriendo como puta con problemas, jadeante y sudada dando empujones y codazos en Plaza comprándose -a coro con otras tantas joyitas- lo último en panties y gistros en Victoria’s Secret…

Coño, ciertamente la familia es una institución… ¡Tus valores cuentan!

 


One thought on “Familia

  1. Eso me hace recordar aquella pareja que los agarraron robandose unos plátanos de una finca y dentro del carro estaba su esposa y sus hijos… La familia es una institución. Todos para uno y uno para todos….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s