13

13: los asesinatos este pasado fin de semana, uno en el que íbamos del tsumani a la ola y de la ola a Rafael... O viceversa.

13: las vidas perdidas, las familias destrozadas, los sueños rotos.

13: mientras más lo pienso más me crece: el desasosiego, la desesperanza, las ganas de mandar al carajo a quienes nos gobiernan…

13: o más las razones por las que no hay tiempo para bregar con eso ahora. Si no lo hubo durante el cuatrienio menos ahora que estamos en campaña para administrar los chavitos de la colonia. Son más de 25 billones que no podemos dejar pasar.

13: multiplicado al infinito el número de ratas que se han vendido por 13 monedas de oro. Cerdos y cerdas.

13: las veces que por hora pienso que somos muchos los que quisiéramos saber cómo quien nos gobierna atemperará el curríulo de Educación a las necesidades y exigencias del Siglo 21; cómo lograremos un país bilingüe; cómo se resolverá el asunto del deterioro de infraestructura; la creación de patentes; la investigación científica; cómo trabajarán con la deuda pública; cómo crearán empleos de buena remuneración; cómo crecerá la agricultura; cuándo se acabarán las exenciones injustas a la Iglesia; cuándo acabaremos con los Heredia de la vida; cuándo seremos inclusivos y no excluyentes; cómo incentivarán la cultura del trabajo y enterraremos el jodido mantengo… Podríamos llegar a 13 mil preguntas…

13: los minutos que me ha tomado hilvanar y corregir estas cortas líneas.

13: mientras más lo pienso más me crece.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s