Destiempo

MICKEY

Para la tercera semana de julio esperaba con ansiedad la llegada de las próximas tres semanas, que serían de vacaciones de trabajo y estudios. Voy a dormir todo lo que me dé la gana, pensaba; no voy a parar la pata, planificaba; debo coger sol para matar esta jinchera absurda, declaraba… Eran esos y otros planes más personales… No eran planes complejos sino comunes y sencillos, pero eran mis planes.

¡Sorpresa! Me agarró una mezcla de sinusitis, ataque de asma y catarro que me tumbó por dos semanas. Nada de eso pude hacer. La he pasado muy mal pero aquí sigo al pie del cañón, reintegrándome a la agenda diaria con más ánimo.

Ayer domingo sería mi primera salida… Cine, late lunch y par de copas en Tía. Todo iba bien hasta las copas a eso de las 5 p.m. Una vez comencé a disfrutar del primer trago comencé a sentirme incómodo, la molestia del cuello y hombro se exacerbó, comencé a toser insistentemente. Decidí regresar a casa, a donde llegué con el ánimo minado sin poder adjudicar por qué, además de las molestias físicas, me sentía incómodo.

A eso de las 6: 50 p.m. me llegó la terrible noticia de que Mickey –Mike, Miguel Angel- había fallecido… Carlie me lo confirmó. Fue una llamada telefónica de segundos. No pudimos abundar, no podíamos hablar.

A veces sin querer y sin explicación presentimos…

Lo que sentí fue como una devastación tipo bomba nuclear. Mickey es –uso el verbo en presente-  un amigo de esos cuya amistad trasciende la proximidad física, es una amistad que está ahí y que no necesita el contacto día a día porque la llevas como marca indeleble, que nada ni nadie borrará, son quereres imperturbables. Mi mente rebobinó y recordé con claridad tantas vivencias, tantas travesuras, tantas confidencias, tantas pláticas, muchas compartidas con otros amigos, y otras tan nuestras.

Esto no estaba en los planes.

Hablar con Myraida, Eddie Guerrero y Marcos –quien está en Chile abatido- fue providencial. Las cargas compartidas, como las penas, se nos antojan sentirlas más llevaderas. Aprovechamos para recordar y reafirmarnos en nuestra amistad, también a pesar de que cada cual anda en lo suyo.

Hoy sé que nos despertamos y enfrentamos este día adoloridos y machucados, buscando explicaciones y respuestas que no llegarán. Amanecimos con el alma más curtida, algo necesario para poder continuar nuestro paso por este plano; amanecimos más maduros y más sabios, espero, en este proceso inexorable y misterioso que es la vida.

Te fuiste a destiempo, Mickey, muy a destiempo. Te rindo homenaje póstumo con estas sencillas palabras. Es la mejor forma en que puedo hacerlo.

Nos vemos al otro lado del arcoíris.


3 thoughts on “Destiempo

  1. Es increíble como es la vida. Gran ser humano y amigo. Mucha fortaleza a sus familiares y amigos.
    Mis mas sentido pésame por un gran amigo que se nos fue. Que descanse en paz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s